9 Cosas de las que Deberías Deshacerte cuando Hagas el Cambio de Armario

miércoles, 1 de junio de 2016

Parece que por fin el calor se digna a venir y hacer que el verano empiece, porque con la primavera tan inusual que estamos teniendo, no tenía muy claro si íbamos hacia el invierno o hacia el verano.

Así que con los primeros calores, me he lanzado a hacer el cambio de armario.

Si tú también quieres empezar a hacerlo ya, no te olvides de consultar mi método para hacer el cambio de armario de la manera más rápida y eficaz.

El cambio de armario es un momento idóneo para reflexionar sobre la ropa, calzado y complementos que tenemos y decidir con qué nos quedamos y qué eliminamos.

9 Cosas de las que deberías deshacerte durante el Cambio de Armario

Y como es una de las tareas más difíciles, o al menos para mí lo es, he hecho una lista para ayudarte y que de una vez por todas elimines de tu armario estas 9 Cosas que te están robando espacio y energía:

1. Zapatos rotos, viejos o que ya no usas

Yo soy una amante empedernida de los zapatos, de hecho intento no pasar delante del escaparate de las zapaterías para no comprarme media tienda. 

Así que cuando tengo que deshacerme de unos zapatos, me da una pena terrible porque me traen un montón de recuerdos.

Pero hay que tener la mente fría y deshacerse de aquellos zapatos que están rotos, muy desgastados o que ya no usas.  

Para ordenar los zapatos que te quedas, te recomiendo hacerles fotos y ponerlas dentro de las cajas donde están, así ganarás un tiempo precioso que antes malgastabas en abrir y cerrar cada caja de zapatos.

2. Ropa olvidada en tu armario que ya no te gusta, está vieja o no te vale

Durante el proceso del cambio de armario, vas a encontrar prendas que ya no te gustan, están muy desgastadas o que ya no te valen.

Cuando hablo de prendas me refiero a todo tipo de ropa, incluyendo abrigos, cazadoras e incluso algunos complementos.

A la ropa que ha dejado de gustarte o ya no te vale, dale una segunda oportunidad en el armario de otra persona.
Sé que es duro deshacerse de una prenda que te encanta, pero ya no te vale. No te agarres al "por si acaso adelgazo" porque seguro que cuando esto pase, te apetecerá comprarte nueva ropa. 
Con la ropa desgastada y vieja, lo mejor que puedes hacer es tirarla. Si tú no la quieres por su mal estado, tampoco la va a querer otra persona. Así que ¡al cubo de la basura!

3. Calcetines desparejados

Lo siento, pero no veo ningún sentido a guardar un calcetín suelto y desparejado. 

Si no has sido capaz todavía de encontrarle su compañero, es difícil que lo encuentres. Así que no queda otra que eliminarlo.

4. Medias rotas

Las medias rotas sólo tienen dos posibilidades, o las puedes arreglar de manera que no se note el arreglo cuando te las pones o las tiras a la basura. 

Y yo me quedaría con la segunda opción.

5. Bufandas y Guantes Viejos o que ya no te Gustan

Aquí me declaro totalmente culpable. 

Tengo 2 cajas llenas de bufandas, fulares y guantes y sólo me pongo 2 pares de guantes y unos 8 fulares y bufandas.

Además estas 2 cajas, me ocupan un espacio precioso que podría destinar a otra cosa.
El problema con este tipo de complementos es que suelen ser regalos que personas que aprecias te han hecho y cuesta más deshacerse de ellos. 
Tarde o temprano tendrás que atreverte a deshacerte de ellos. Este año ha sido mi año para acometer esta tarea.

Ha sido difícil, no te voy a engañar, pero liberador.

6. Gafas de Sol Rotas

Al igual que en el caso de las medias, o las arreglas y las conservas o las tiras a la basura, no hay más opción.

7. Ropa y toallas de baño viejos

Cuando saques la ropa de playa y piscina, seguro que encuentras en el "baúl de los recuerdos" bikinis bañadores, toallas, chanclas, etc. que están ya muy viejos.

Este año deshazte por fin de ellos.

8. Ropa, Bolsos y Zapatos de Ceremonia 

Desde el mes de Mayo en adelante, es la temporada alta de ceremonias: comuniones, bodas, bautizos...

Así que es un buen momento de rebuscar en tu armario para decidir con qué te quedas y qué eliminas.

De nuevo, es difícil dar este paso porque la ropa y complementos que utilizas en este tipo de eventos está cargada de buenos recuerdos, pero ¿de qué te sirve tenerla guardada y que ocupe espacio en tu armario y tus cajones?

9. Tu cepillo de Dientes. Los dentistas recomiendan que se cambie cada 6 meses

Sé que sorprende encontrar el cepillo de dientes en esta sección.

Pero a mi me gusta relacionar el cambio de armario con el momento en el que debo cambiar el cepillo de dientes.

Así no tengo dudas de si ya han pasado 6 meses desde la última vez que lo cambié, es algo automático.
Este va a ser el reto de este mes, eliminar de tu armario todo aquello que sabes que ya no quieres, está viejo o no te sirve. Fácil, ¿no?  

TU TURNO: Y tú, ¿qué más cosas has eliminado durante el cambio de armario? ¿De qué te ha costado más deshacerte?

Si te ha gustado el post de hoy, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales!

Y ya sabes que si no te quieres perder nada de Alrededor de Ana, puedes recibir mis entradas en tu mail suscribiendote al blog. Sólo tienes que pinchar en la imagen de abajo.



2 comentarios:

  1. Yo dono toda la ropa y calzado que en dos temporadas no se ha usado (mía, de mi hijo y de mi marido). No tiene sentido guardarla más ocupando espacio y dándole oportunidad a otros de aprovecharla.
    El cepillo de dientes a mí me dura sólo 2 meses en buen estado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la mía y la de mi marido, la doy sin miramientos.

      Pero la de las niñas es otro cantar. La de la mayor que me gusta mucho, la guardo para la pequeña.

      Y la de la pequeña, la realmente especial, la guardo por si viniera alguna primita.

      Aunque soy consciente de que tarde o temprano tendré que darla.

      El tema del cepillo de dientes...yo me quedé cuando decían que había que cambiarlo cada 6 meses (allí por tiempos de Mari Castaña), ahora recomiendan cambiarlo cada 3.

      Mil gracias por comentar Yolanda!

      Eliminar

¡Me encantan tus comentarios! ♥Gracias por dejarlos♥