Guarda bien tus Bolsos y Gana Espacio en tu Armario

miércoles, 15 de junio de 2016

Llevo unas semanas que cada vez que abro el armario donde guardo los bolsos, me digo "tengo que hablar en el blog sobre cómo guardo los bolsos".

Y es que desde que implementé esta solución, he ganado un montón de espacio en el armario donde los guardo.

Cómo Guardar los Bolsos


Mis bolsos están guardados dentro de un armario, encima de unas cajoneras y justo debajo de la barra donde están las cazadoras cortas. Me pareció el lugar más adecuado porque lo último que hago al vestirme es coger la cazadora o chaqueta, el bolso y los zapatos.

Así teniendo el bolso y los abrigos en el mismo armario, pierdo menos tiempo yendo de un sitio a otro.
Este es uno de los Pilares Básicos de la Organización, encontrar el lugar adecuado para cada cosa, de manera que ganes tiempo y comodidad.
Pero hoy quiero hablarte de cómo guardar tus bolsos de manera que no se estropeen y ganes espacio en tu armario.

Los bolsos pueden clasificarse en dos categorías:
  • los clutch y carteras de fiesta que utilizamos en ocasiones especiales, 
  • los grandes, que solemos usar a diario.

En mi caso, los clutch o bolsos para ocasiones espaciales, los suelo guardar en un cajón con su funda protectora y papel en su interior para que no pierdan la forma. 

Es cierto que pierdo la capacidad de ver lo que hay en su interior al estar tapados, pero como no los uso a diario, para mí, prima el guardarlos de manera que no se estropeen a saber qué hay dentro de ellos. 

Cuando los necesito, como no tengo muchos, suelo saber qué bolso está en cada funda y no pierdo demasiado tiempo.
Otra idea es guardarlos en vertical con sus fundas en una estantería, para que al rozarse no se dañen entre ellos. 

Es en el día a día cuando necesito ser más rápida y no perder tiempo en encontrar el bolso que quiero ponerme y hacer el cambio de un bolso a otro.

Por eso me parece fundamental guardarlos en un armario cerca de los abrigos o chaquetas y de los zapatos porque es el último paso que solemos dar antes de salir a la calle.

Cuando compramos los bolsos, éstos suelen venir con su funda y con un montón de papeles en su interior.

Con el tiempo, me he dado cuenta que guardar los bolsos con toda esa cantidad de papeles en su interior lo único que hace es que cada vez que los saques se rompan un poco más y dejar el bolso y la habitación llenos de trozos de papel.

Estarás pensando, "pero si quito los papeles, los bolsos van a perder su forma".

Si dejas los bolsos grandes vacíos, efectivamente van a perder su forma, pues al estar colocados unos al lado de los otros, se aplastarán entre ellos.
Para evitarlo, vamos a llenarlos con otros bolsos más pequeños que quepan en su interior. 
Así no sólo harás que el bolso "contenedor" resguarde de posibles daños al bolso que guarda en su interior, sino que evitarás que éste se deforme.

Y para evitar que el bolso "contenedor" se arañe, sólo tienes que guardarlo en una funda de tela que lo envuelva en su totalidad.

Normalmente todos los bolsos suelen venir con esta funda, pero sino sólo tienes que usar una tela vieja y hacerla tu misma.

Para saber lo que hay en el interior de cada funda, sólo tienes que dejar asomar por la funda las asas de los bolsos que contiene.

cómo guardar los bolsos

Con este simple gesto de guardar un bolso dentro de otro, hemos conseguido:

  • Ganar espacio en el armario. El espacio que antes ocupaban 2 bolsos, ahora sólo lo ocupa uno. 
  • Bolsos más protegidos. Siguen estando igual de protegidos contra arañazos al guardarlos con sus fundas y contra deformaciones al estar llenos en su interior, pero además al no estar tan apretujados no sufren tanto.
  • Bolsos y habitación más limpios. Puesto que al eliminar los papeles que antes llenaban el interior de los bolsos, no tienes trozos de papel pululando por la casa. 
  • Cambio de bolso más rápido. Ya no tienes que quitar la cantidad de papeles que hay en su interior y tirar los que se destrozan en cada cambio. Con tan sólo sacar el bolso pequeño, y meterlo en el interior del bolso que no te vas a poner, lo tienes hecho. 

TU TURNO: ¿Qué más beneficios encuentras a esta forma de guardar los bolsos? ¿Tienes algún truco especial para almacenarlos sin estropearlos? ¿En qué parte de la casa los guardas?


Si te ha gustado el post de hoy, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales!

Y ya sabes que si no te quieres perder nada de Alrededor de Ana, puedes recibir mis entradas en tu mail suscribiendote al blog. Sólo tienes que pinchar en la imagen de abajo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Me encantan tus comentarios! ♥Gracias por dejarlos♥