Mi Casa Organizada #4: Cómo Guardar las Prendas que Usamos de Vez en Cuando

miércoles, 8 de febrero de 2017


A veces nos da vergüenza preguntar algo porque pensamos que todo el mundo lo sabe menos nosotros y vamos a quedar mal.

A mí me pasaba en la escuela y en la Universidad y cuando alguien hacia esa misma pregunta que yo me hacía, me daba cuenta que era una duda normal y que yo no era la única que no lo sabía. 

Esa duda que tú tienes la está teniendo mucha gente más, así que al plantearla, no sólo te ayudas a ti misma, sino que ayudas a más gente. 

Por eso me encanta responder públicamente a través de la sección "Mi Casa Organizada" a todas esas preguntas que me vais planteando .

Preguntas que me hacen lectoras como tú que se atreven a contactarme vía mail o RR.SS. para aclarar sus dudas. 

Hoy un ejemplo más.

Fabiola me contactó via twitter para hacerme la siguiente pregunta:
Hola Ana, qué tipo de material deben ser las bolsas para guardar abrigos y trajes por periodos largos de tiempo?
La respuesta vale para todo ese tipo de prendas que usamos muy de cuándo en cuando (trajes, abrigos, prendas de fiesta, etc).

¿Periodos Largos de Tiempo es Indefinidamente?

Si lees este blog frecuentemente, seguro que ya sabes por qué te planteo esta pregunta.

Si con Periodos Largos de Tiempo te refieres a indefinidamente, que no sabes muy bien si vas a volver a usar esas prendas, lo mejor es que te deshagas de ellas. 

No merece la pena guardar algo que no crees que te vayas a poner más y que ocupa un espacio muy preciado en tus armarios.

Hazte un favor a ti y a tus prendas y dales una segunda oportunidad, pero en otro armario que no sea el tuyo. 

Sólo voy a guardarlos por unos meses, ¿cómo lo hago?

Si los vas a guardar de forma temporal, lo mejor es que sepas cómo y dónde es la mejor forma de hacerlo.

¿Cómo los Guardo?

Sin duda colgados. 

Los trajes, los abrigos de paño o tela, los vestidos de fiesta son bastante delicados y lo mejor es que los guardes colgados.

Las perchas sí importan

No vale colgarlos en cualquier percha, la forma de éstas también es importante para que no se creen formas que luego va a ser muy dificil, por no decir imposible quitar.

Tanto para los abrigos, los vestidos y las chaquetas, usa perchas anchas con puntas redondeadas para que las mangas no cojan ninguna forma indeseada.

Para los pantalones, te recomiendo usar perchas que tengan en la barra una esponja o una goma que hagan que eviten que los pantalones resbalen y se caigan.

Y para las faldas, sin duda, perchas con pinzas para que estén los más estiradas posibles. De nuevo, asegúrate que las perchas tienen alguna especie de almohadilla en las pinzas para evitar que marquen la cintura de tus faldas.

Evita guardar tus faldas dobladas por la mitad, para evitar que cojan esa forma.

Protege tus Prendas

Para este tipo de prendas delicadas y que van a pasar tiempo en el armario, lo ideal es que las protejas con fundas. 

Pero de nuevo, no vale cualquier funda.

Úsalas de tela para dejar transpirar a tus prendas, idealmente de lino o de algodón.

Y por favor, evita las fundas de plástico.

¿Dónde los Guardo?

Sin duda en un armario. 

Puedes dedicar el fondo de una parte de tu armario a este tipo de prendas, ocupar un armario de la casa que esté menos lleno o bien colocar una barra o un armario en el trastero. 

Sea como sea debes tener en cuenta varias cosas.

La largura de tus prendas

Especialmente en el caso de los abrigos largos, que los debes de colgar en una barra de tu armario dedicada a prendas largas. 

Tus prendas largas no deben de apoyar en el suelo, ni en ninguna otra superficie del armario para que no se deformen por la parte de abajo.

Holgura entre prendas

Cuando escojas el armario donde vas a guardar este tipo de prendas, asegúrate que el espacio entre ellas es suficiente para que no se apretujen.

En caso contrario, te recomiendo buscar otro lugar más adecuado para guardarlas.

Protege tus prendas de las polillas

No creo que después de haberlas guardado con tanto mimo, te apetezca que las polillas agujereen tus prendas. 

Así que en todo armario, cajón, caja, cesta donde guardes tu ropa, pon un antipolillas para proteger tus prendas de estos indeseables.


TU TURNO: ¿Dónde guardas las prendas que no usas habitualmente?

P.D. Si quieres saber más de cómo organizar tu armario, no olvides apuntarte a mis cursos ¡Te espero!

Si te ha gustado el post de hoy, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales!

Y ya sabes que si no te quieres perder nada de Alrededor de Ana, puedes recibir mis entradas en tu mail suscribiendote al blog. Sólo tienes que pinchar en la imagen de abajo.


4 comentarios:

¡Me encantan tus comentarios! ♥Gracias por dejarlos♥