Descubriendo: Restaurante Gastro Wriasko

miércoles, 12 de noviembre de 2014


Si me seguís en Twitter, Facebook o Google Plus (y sino podéis hacerlo ahora), ya sabéis que los viernes que no viajamos, #papitoloco y yo nos vamos a celebrar nuestro viernes sin niñas, al que hemos denominado #viernesloco.

Que queréis que os diga, después de toda la semana trabajando fuera de casa y en casa con las niñas, creo que lo tenemos más que merecido! NO?

La idea del #viernesloco no es solo pasar un ratito juntos hablando de nuestras cosas, que también, sino descubrir sitios nuevos e interesantes por Madrid.

El pasado viernes 31 de octubre, me tocó elegir a mí, y fiándome de algunas recomendaciones vistas por la red, elegí el restaurante Gastro Wriasko (@vreina_) del Chef Víctor Reina.

Este restaurante está en el barrio de Salamanca, concretamente en la calle Lagasca, en un pequeño local, que como andes un poco despistado, te lo saltas!

Tiene dos plantas. En la planta calle tiene la barra y unas mesitas altas en las que comer de tapas (eso sí tapas riquísimas y muy elaboradas) y en la planta sótano, está el restaurante.


Consejo: para el restaurante hay que reservar porque sino es muy probable que no tengas sitio!

A nuestra experiencia en Gastro Wriasko, yo le daría un 7. Por qué?! Porque para que a mí me guste un restaurante, tiene que ser una combinación de 3 cosas: local agradable, servicio y comida.

¿Y para vosotros, qué tiene que tener un restaurante para que la experiencia sea un 10?
  • El local: es pequeño pero muy apañado y la decoración está bastante aceptable, pero eso de comer en la planta sótano sin luz al exterior, a mí particularmente no me gusta. Así que en este sentido no me convenció mucho.
         A pesar de todo, escogimos una de las mesas más chulas del local.


  • El servicio. El camarero que nos tocó ese día tuvo algún que otro despiste, aunque el pobre los resolvió rápidamente y fue muy amable y simpático.
  • La comida: Un 10! Sólo pedimos 3 platos, todos para compartir, y fuimos incapaces de llegar al postre, y eso que había un tentador brownie de chocolate y queso Idiazabal, porque las cantidades son bastante generosas.
Además, mientras esperas la comanda, te sirven un aperitivo, en este caso ensalada (no recuerdo de qué) y crema de guisantes con vinagre de módena, que también estaba buenísimo. Me encantaron los platos que pedimos:

·     Raviolis de calabacín con brandada de bacalao y ajo blanco. Si vais los teneis que pedir SI o SI. No he probado plato tan bueno en toda mi vida!


·    Ración de Croquetas. Ya sé que podíamos haber pedido otra cosa, pero soy adicta a las croquetas. Es verlas en la carta y tener que pedirlas! Pero estas croquetas no eran nada comunes, nos sirvieron 2 de cada uno de estos sabores: jamón, calabacín, zanahoria con albahaca, carabineros y gambas y calamares en su tinta. Pinataza, eh?! Pues no os digo cómo sabían! Mis fvoritas las de calamares en su tinta.


·      Rissoto de carabineros con zamburiñas. Lo sé, se os acaba de hacer la boca agua. No me extraña, ji, ji, ji. Por vuestro bien, de este plato no tengo foto (que bien me ha quedado…la realidad es que no hice fotos...q desastre de mujer!).

Del modelito que llevé, tampoco me hice fotos con él puesto, y es que todavía me da un poco de vergüenza poner fotos mías en el blog, aunque alguna hay, como aquí.

Y es que para las que os pensáis que todas las bloggers somos modelazos estupendas, aquí vengo yo para quitaros esa idea de la cabeza, ja, ja, ja. 

¿Qué decís? Que queréis ver fotos de este look...Vale, lo publicaré SÓLO en Facebook  si y solo si, llego a los 50 seguidores (de momento somos 37). Creo que os lo estoy poniendo muy fácil!  

Si os decidís a visitar Gastro Wriasko, no dejéis de contarme la experiencia!

NOTA: Todas las fotos que aparecen en el blog, las he cogido de la web del restaurante Gastro Wriasko.

Si te ha gustado el post de hoy, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales! 

Y ya sabes que si no te quieres perder nada de Alrededor de Ana, puedes recibir mis entradas en tu mail suscribiendote al blog. Sólo tienes que pinchar en la imagen de abajo.


2 comentarios:

  1. Que chulada, me lo apunto para cuando vaya a Madrid. Para que un restaurante sea 10 debe tener ese rincón especial donde sentir que no hay nadie más a tu alrededor. Odio los restaurantes donde las mesas están tan juntas que parece que comes con la pareja de al lado. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo estar más de acuerdo contigo. Te esperamos entonces por Madrid!

      Eliminar

¡Me encantan tus comentarios! ♥Gracias por dejarlos♥