Organizamos la Cocina 6: ¡A por el Armario del Desayuno!

miércoles, 7 de junio de 2017

¿Hay algo más placentero por las mañanas que tomar un rico y relajante desayuno? 
Para que sea relajante y relativamente rápido, lo mejor es tener el armario de desayuno organizado de tal manera que prepararnos el desayuno cada mañana sea un paseo.

Que sea algo mecánico, que no nos haga pensar en lo que tenemos que hacer, que a esas horas del día el cerebro está aún por despertar. 

Si no lo tienes, te recomiendo que reorganices un hueco en algún armario o cajón para tener tu rincón de desayuno. 

Conseguirás ganar tiempo cada mañana al evitar tener que abrir distintos armarios y cajones.  

Ahora que te he convencido, vamos a ver lo que se necesita para tener un armario de desayuno organizado. 

1. Evalúa lo que usas diariamente durante el Desayuno

El exprimidor, la tostadora, el pan de molde, las mermeladas, cápsulas de café, cajas de té, etc. 

Cada uno desayunamos cosas diferentes, pero todos tenemos un patrón común: electrodomésticos, alimentos sin refrigerar y alimentos refrigerados.



Los alimentos no refrigerados y los pequeños electrodomésticos son los que tienes que intentar tener en tu armario de desayuno. 

Quizá los electrodomésticos, los tengas ya en la encimera de tu cocina, listos para ser usados. Pero si alguno de ellos, lo sacas y guardas cada día en el desayuno, considera guardarlo en el armario del desayuno.

2. Organiza el interior de tu Armario de Desayuno

Ya sabes lo que guardar en tu armario de desayuno, ahora vamos a tratar de organizar el interior.

Trata de poner los alimentos no refrigerados en una caja o cesta, que contenga todo lo que ingieres durante el desayuno. 



En esta cesta, también puedes colocar el azúcar, sacarina, etc, que uses habitualmente. 

De esta forma, cuando vayas a desayunar, sólo tienes que coger esta cesta y sacarla a la mesa. 

En mi caso, dentro de la cesta pongo el alimento en su envase original. Pero sería buena idea ponerlos en recipientes herméticos que se adapten a las dimensiones de la cesta.

Si usas café, té o cápsulas, ponlas en un bote, que te sea de fácil acceso para prepararte tu café de las mañanas. 

3. Los alimentos de repuesto, ¡a la despensa!

No guardes en tu Armario de Desayuno, los alimentos que tienes como reserva, es mejor que los guardes en la despensa. 



Y para que la despensa no se te vaya de las manos, te recomiendo leer los 5 Consejos que te di para Organizar tu Despensa y tu Frigorífico. 




Ya sé que no he dicho nada de cómo organizar los alimentos refrigerados, pero es que hoy el Reto va de Organizar tu Armario de Desayuno.

Cuando lleguemos al frigorífico, hablaremos de cómo organizar estos productos para que ganes tiempo, al guardarlos y usarlos. 

Tienes toda la semana por delante para Organizar tu Armario de Desayuno, ¡a por él!
Convierte esta fantástica rutina, en un auténtico placer.
Y si te has quedado con ganas de saber qué Rutinas deberías incluir en tu Día a Día para ser más Organizada, te invito a leer mi eBook. 

TU TURNO: ¿Qué sueles comer por las mañanas? ¿Tienes Armario de Desayuno? ¡Compártelo! 

Si te ha gustado el post de hoy, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales!

Y ya sabes que si no te quieres perder nada de Alrededor de Ana, puedes recibir mis entradas en tu mail suscribiendote al blog. Sólo tienes que pinchar en la imagen de abajo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Me encantan tus comentarios! ♥Gracias por dejarlos♥