Quiero una Vida Slow

miércoles, 4 de marzo de 2015

Ya estamos en marzo y como todos los principios de mes, toca fijarse un objetivo realizable que se pueda cumplir.
Todos los retos que me propongo y a los que me encantaría que te unieras, están pensados para mamis trabajadoras como tú y como yo (así que estamos TODAS incluidas), que estamos muy escasas de tiempo y nos cuesta horrores sacar momentos para nosotras. 
Si me sigues desde hace tiempo, verás que tanto el objetivo de enero, como el de febrero, son fáciles de conseguir. Pero como has podido comprobar, se basan en quiero hacer y hacer y hacer y no tengo tiempo para llegar a todo.
Y es que muchas veces lo que nos pasa es que queremos hacer mil cosas porque creemos que así nuestra vida será más completa y nos olvidamos que lo importante no está en la cantidad de las cosas que hagamos, sino en la calidad.

Después de leer este artículo sobre la Slow Life, en el blog de Hadas y Cuscus, me dí cuenta que eso era exactamente lo que yo quería de mi vida. Quiero una vida "lenta"! No quiero hacer mil cosas al día, quiero sacar todo el jugo a las que hago.

El movimiento Slow no significa no hacer nada, sino tomar conciencia de lo que estás haciendo, disfrutar en cada paso. Es una actitud ante cómo te tomas la vida.
¿No estás harta de andar de aquí para allá como un pollo descabezado? Yo sí, así que me he hecho un listado de cosas rutinarias y mi actitud ante ellas, para aprender a saborearlas al máximo.

Quiero una vida slow

Por supuesto, que pienso hacer más cosas a lo largo del día y la semana, hacer una manualidad con las niñas, cocinar un plato nuevo, leer un libro, salir a cenar, etc. Pero todo lo que incorpore, será porque el resto de cosas encajan y añadir una más no supone ir al límite, sino añadir diversión.  
Mi Vida Slow en resumen, se va a basar en tener una vida menos estresada, planificar sólo aquellas actividades en las que pueda estar implicada al 100%, sin que factores externos (como las prisas) me influyan. Empiezo desde ya! ¿Y tú?

TU TURNO: ¿Te apuntas a la Slow Life? ¿Cuál sería tu nuevo ideario de vida? 

Si te ha gustado el post de hoy, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales! 

Y ya sabes que si no te quieres perder nada de Alrededor de Ana, puedes recibir mis entradas en tu mail suscribiendote al blog. Sólo tienes que pinchar en la imagen de abajo.


12 comentarios:

  1. Me parece un método genial, creo que intentare incorporarlo a mi día a día ;)
    Besos, Ángela

    Si quieres pasar por mi blog estoy de sorteo (sandungacomplementos.blogspot.com)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro! Sólo puedes ganar calidad de vida.

      Ya estoy apuntada a tu sorteo con el número 1!

      Besos

      Eliminar
  2. Pues me parece muy buena idea, algo parecido me he propuesto yo varias veces, empiezo bien, pero al final vuelvo a estresarme, y es que me parece que me gusta ir estresada!! jajaja. Pero sí es cierto que, por lo menos, intento disfrutar con todo lo que hago. Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Si todas las actividades que hacen te encaja y te diviertes, entonces has conseguido tener una vida Slow!

    ResponderEliminar
  4. Cada vez que tengo la oportunidad o el pensamiento de iniciar una vida slow, la rutina me hace pisar el acelerador!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, esas prisas! A ver si la próxima va la vencida y puedes "ralentizar" un poco tu vida. Ya me cuentas si lo consigues.

      Eliminar
  5. Ahí me pillas!!! Yo tampoco quiero ser un pollo descabezado ;-) Pero me cuesta tanto parar....La verdad es que tomar conciencia es díficil pero tienes razón deberiamos hacerlo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si...es difícil parar con las vidas tan aceleradas que llevamos. Pero hay que intentarlo.
      Ya me contarás si lo consigues!

      Eliminar
  6. Una gran idea, nosotros lo estamos intentando llevar a cabo desde principios de año. Que el tiempo que pasemos con el peque, tomando un café con mis amigos, pasando tiempo en pareja, etc... sea un tiempo de calidad, para disfrutar y siendo conscientes de lo bien que estamos. Hasta ahora lo vamos consiguiendo al menos los fines de semana, ahora tenemos que conseguirlo a diario. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sienta fenomenal hacer cosas sin prisas y sin culpas! Yo estoy encantada de haberlo instaurado en mi vida

      Eliminar
  7. Pues mira q por la tarde te dije q no .. pero síii lo había leído, y se me había olvidado q lo había leído .....
    Me encanta el tema, por que el inicio de año ha sido horrible y coincidiendo con el primer día de cuaresma, decidí desconectar del mundo, reorganizarme e intentar exactamente lo que dices, reducir actividades, disfrutarlas, y no tratar de hacer tropecientas para dar la talla con "el que dirán" en España claro, por que en #laisla debieron de ser los inventores del tema .... cuando dejo a las peques en el cole no me dice "vaya suerte, ahora libre toda la mañana!!" con ese rintintín de "como no vas a la oficina te tocas los ...", no, me dicen "qué bien, ahora tiempo para tomarte un te, leer una revista y aprovechar el silencio de la casa" .... y lo dicen convencidas las tías ... tengo que aprender de ellas!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que tenemos las madres trabajadoras, que creemos que sólo nosotras trabajamos por hacerlo fuera de casa. Nada más lejos de la realidad, yo lo he saboreado en carnes propias.

      Y encima, "como no trabajas" todo el mundo te manda recados para que les hagas...muy agobiante!

      Bueno, ya me contarás si consigues el reto! Yo fue planteármelo y no parar de trabajar hasta las mil...si es que a veces, no depende tampoco de nosotras. Pero lo importante, es aplicarlo cuando se pueda!

      Un abrazo!

      Eliminar

¡Me encantan tus comentarios! ♥Gracias por dejarlos♥