Y Se Montó el Belén con Este Disfraz de Camello Casero

jueves, 17 de diciembre de 2015

Estamos en fechas de representaciones de Navidad en todos los colegios y guarderías del mundo mundial. 

Y lo lógico es que los niños tengan que ir disfrazados de Papá Nöel, la Virgen, San José, los Reyes Magos, e incluso si me apuras de estrellas, pastorcillos o angeles. 

¡No podía ser tan fácil! Daniela tenía que ir de CAMELLO.

Disfraz Camello Casero

Yo que me había propuesto hacer los disfraces de mis hijas caseros y que lo había conseguido con este disfraz de hawaiana y éstos de Lobitas para Halloween, iba a tener que recaer en los chinos.

Gracias al grupo de Alrededor de Ana en Facebook, conseguí sacar un montón de ideas y me puse manos a la obra para hacer con mis manitas el disfraz de camello.
Lo primero que hice fue buscar una sudadera o cazadora de pelo beige con capucha y orejas. 
Pero con orejas en beige no había. Así que opté por este forro polar beige con capucha de Decathlon.
El siguiente paso fue buscar tela parecida para hacer la cola, las orejas y las jorobas del camello
¿Sabes qué utilicé al final? Unas gamuzas para quitar el polvo que encontré en los chinos (mis grandes aliados) de color beige.

No conseguí que fueran del mismo color, pero como dice Yurena (una amiga del grupo de Facebook), así le da un toque diferente al disfraz, ¿no?
Sólo me quedaba preparar la cola, las orejas y las jorobas del camello y coserlas a la sudadera.
Con lo primero que empecé fue con la cola del camello, para ver cómo me las apañaba con mis pocos conocimientos de costura.

Corté una tira larga de "tela" y la cosí haciendo un cilindro. Yo pensaba que tendría que rellenarla, pero así fue suficiente.

El final de la cola de los camellos es despeluchada, así que corte unas tiras para simularlo y cosí la cola al forro polar.
Preparando las jorobas del camello, cortando unos círculos de tela
Para cortar los círculos, usé una tapa de una caja que tenía, que me pareció del tamaño adecuado.


Marqué con un rotulador para tela las circunferencias y las corté.


Luego las cosí a la sudadera y las rellené con algodón. Aunque lo apropiado hubiera sido comprar relleno.

Pero estaba en modo low-cost, así que opté por esta opción, que además de barata, ya la tenía en casa y no tenía que ir a comprar nada más.


El resultado no me disgustó,  pero creo que las jorobas me quedaron demasiado redondas. Así que un consejo que te doy es que las cosas de manera que al meter el relleno te queden ovaladas.

Ya sólo me quedaban las orejillas para completar el disfraz. 
Para hacerlas sólo tienes que cortar un rombo de tela y doblarlo por la mitad, y ya tienes las orejas.

Puedes coserlas directamente a la capucha, o hacerlo al doblar la tela por la mitad para que no se te deshagan antes de unirlas a la sudadera. Yo opté por la segunda opción.


CONCLUSIONES FINALES. Lo que aprendí al hacer este disfraz.
No tengas miedo si no eres muy mañosa cosiendo, yo no lo soy para nada, porque la "tela peluda" esconde las puntadas.

Las jorobas cosélas de manera que queden más ovaladas a la hora de rellenarlas, sino parecerá más un cascarón de tortuga que unas jorobas.


TU TURNO: ¿De qué han ido disfrazados tus peques en la función de Navidad? ¿Te has animado a hacerles el disfraz?

Si te ha gustado el post de hoy, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales!

Y ya sabes que si no te quieres perder nada de Alrededor de Ana, puedes recibir mis entradas en tu mail suscribiendote al blog. Sólo tienes que pinchar en la imagen de abajo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Me encantan tus comentarios! ♥Gracias por dejarlos♥