CONDUCTA DE APEGO: ¿Poseemos o nos Poseen?*

miércoles, 31 de agosto de 2016

¿poseemos o nos poseen?

La Real Academia Española define al Apego como afición o inclinación hacia algo o alguien. 

También se lo podría definir como un estado emocional y mental de vinculación compulsiva a una persona, cosa o momento determinado de la vida.

El ser humano por naturaleza tiende a establecer vínculos de dependencia tanto con sus pares como con bienes materiales. Crea lazos tan fuertes que se consideran "apegos emocionales". 

Éstos generalmente se manifiestan como conductas que pretenden conseguir o mantener la proximidad y que se resisten a la separación hacia ciertas personas u objetos.

Se tornan negativos cuando comienzan a interferir en el ritmo normal de la vida diaria, cuando son el único apoyo emocional ante sentimientos de angustia, ansiedad, tristeza o culpa; lo que resulta sumamente perjudicial. 

Se convierte en una carga que nos impide avanzar y es parte de la concepción de que todo es para siempre sin poder disfrutar plenamente de lo que se posee en el presente. Como tampoco se da lugar a nuevas cosas, situaciones, etc.

En la actualidad se considera al apego por las cosas y bienes materiales como una enfermedad psicológica que involucra los aspectos emocional, psíquico y espiritual y que tiene como principal sentimiento encubierto al "miedo". Se trata de miedo por perder lo que nos ofrece seguridad, contención, felicidad, etc. 

Entre sus síntomas encontramos:
  • Impacto negativo en las relaciones interpersonales
  • Estrés
  • Infelicidad
  • Sometimiento o sensación de esclavitud
  • Agotamiento
  • Ansiedad, entre otros.
Este tipo de conducta de aferramiento también determina que muchos sean personas desorganizadas y con una excesiva acumulación de cosas, por el solo hecho de otorgarles un excesivo valor emocional ya que no se animan a separarse por temor a necesitarlos en otro momento. Es como si le dieran vida a los objetos y se convirtieran en esclavos de éstos.

Les es muy difícil deshacerse de ropa, zapatos, recuerdos, entre otras cosas, aún sabiendo que ya no les son útiles, que solo son un estorbo quitando espacio y generando un ambiente desordenado.
La clave esta en lograr soltarte de lo que te sientes apegado y atrapado para que las cosas no te controlen.
Se trata de un cambio de comportamiento que consiste en empezar a desprenderte de los objetos y aprender a tolerar el malestar o disgusto que provoca tener que hacerlo, apuntando principalmente a lograr armonía y paz interior. 

Podrías comenzar por preguntarte el por qué posees lo que tienes, de qué te podrías deshacer sin que te genere culpa y si es realmente necesario para tu vida.

Una Organizadora Profesional puede ayudarte a hacer un inventario de tus pertenencias y decidir con mas precisión sobre lo que le darás buen uso. 

Lo que te sobra puedes entregárselo a quienes verdaderamente lo necesitan mejorando su calidad de vida y la tuya propia.

A medida que te liberes de los apegos hacia los bienes, podrás valorar y comprender mejor el verdadero significado de lo que posees.

Al comienzo puede ser un proceso doloroso pero el resultado sera muy fructífero y armonioso.
"El mundo esta lleno de sufrimiento. La raíz del sufrimiento es el apego a las cosas. La felicidad consiste precisamente en dejar caer el apego a todo cuanto nos rodea." (Buda)
TU TURNO: Y tú, ¿posees cosas o te poseen ellas a ti? ¿De qué te ha sido más dificil desprenderte? ¿Qué crees que nunca conseguirás eliminar de tu vida?

* Artículo escrito por Carolina Montserrat

Si te ha gustado el post de hoy, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales!


Y ya sabes que si no te quieres perder nada de Alrededor de Ana, puedes recibir mis entradas en tu mail suscribiendote al blog. Sólo tienes que pinchar en la imagen de abajo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Me encantan tus comentarios! ♥Gracias por dejarlos♥