Los Efectos Negativos del Desorden en tu Vida y Cómo Empezar a Revertir la Situación

miércoles, 14 de septiembre de 2016


Te levantas con un sueño terrible, y es que la noche anterior te volviste a acostar tarde porque te enganchaste con la peli.

Vas directa a la cocina a prepararte el café y ves la pila llena de cacharros sucios.

Buf, ahora no te da tiempo a recogerlos porque sino vas a llegar tarde a trabajar. 

Te preparas tu desayuno, y cuando vas a ponerlo encima de la mesa, te tienes que hacer hueco entre los platos sucios que ayer decidiste no recoger. 

Te va a tocar hacer unos cuántos viajes más para dejar recogida la mesa de las cosas del desayuno y la cena.

Para colmo, mientras estás a medias de tomarte tu café, te das cuenta que no has preparado la bolsa para las extraescolares de los peques que empiezan hoy. 

Y ésto si que lo tienes que dejar listo antes de irte porque lo necesitan llevar al colegio.

¡Semejante madrugón para nada! Otra vez a la carrera todo el día. 

Sales de casa ya malhumorada, no sólo porque llegas justa al trabajo, sino porque además cuando vuelvas a casa te toca poner todo en orden.

Y a ti lo que te apetece es disfrutar de tus hijos o de tu tiempo libre, no ponerte a fregar y a recoger.

¿Habrá algún día en el que puedas disfrutar de tu día, salir de casa de buen humor y sin sobresaltos?

SI, y lo vas a conseguir más pronto que tarde. 
Sólo necesitas cambiar unas cuántas cosas de tus rutinas diarias para tomar el control de tu hogar, y de tu vida.
Pero no vale con aplicarlas un día, y al día siguiente olvidarte.

Tienes que ser consistente en tus rutinas de organización y convertirlas en hábitos.

Vamos sin prisa, pero sin pausa para construir unos buenos hábitos.

1. Prioriza. Empieza por el Orden Visible

¿Y ésto que quiere decir?

Cuando estás en casa, lo primero de lo que te das cuenta es de si el fregadero de la cocina está libre de cacharros o si hay juguetes esparcidos por el salón.

No de cómo está el armario ordenado por dentro.

Así que prioriza y empieza a establecer esas rutinas, teniendo en cuenta lo que puedes mejorar de la desorganización que se ve a simple vista.

Sólo cuando el Orden Visible lo tengas bajo control, podrás ponerte con el orden invisible, aquel escondido detrás del armario o dentro de un cajón. 

2. Apunta todo lo que Altera el Orden Visible

Ya te adelanté que las Listas iban a ser tus mejores amigas para poder llevar la organización de tu casa, tu tiempo y tus ahorros.

Haz una Lista de lo que altera el Orden Visible de tu hogar.

Apunta todo lo que te saca de quicio y quieres resolver cuánto antes.

3. Da una Solución a cada Problema de Organización

Todo problema tiene una solución. 

Así que piensa en cómo resolver cada uno de los "problemas de organización" que has detectado en tu Lista. 

4. Toca dar Prioridades

Seguro que hay cosas en tu Lista que quieres mejorar antes que otras.

Establece tus prioridades en función de aquello que quieres poner remedio cuanto antes.

Una vez que tengas esas prioridades dadas, llega la hora de convertir esas soluciones en realidades.

5. Tus Rutinas

Tus Soluciones son las Rutinas que debes ir aplicando en tu día a día.

Empieza a incorporarlas sin prisa pero sin pausa.

Si intentas asumirlas todas de vez, es muy probable que al final no incorpores ninguna y vuelvas al punto de inicio. 

Ya sabes lo que dice el refrán "Quien mucho abarca, poco aprieta"

Yo te recomiendo además que las dividas según quieras hacerlas en diferentes etapas del día. Ya te conté cómo las divido yo en el post anterior. 
Hay mucho trabajo por delante para poder tomar de nuevo el control de tu hogar, pero el esfuerzo merece totalmente la pena.
Ya tienes las herramientas para empezar a Tomar el Control del Orden Visible en tu Hogar.

Ahora tienes dos opciones, empezar a pensar esas rutinas por tu cuenta o dejar que yo te ayude a establecerlas poco a poco y sin agobios.

Si quieres que trabajemos juntas para establecer el Orden Visible en tu Casa, creo que lo que te cuento aquí te va a encantar.   

Si te ha gustado el post de hoy, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales!


Y ya sabes que si no te quieres perder nada de Alrededor de Ana, puedes recibir mis entradas en tu mail suscribiendote al blog. Sólo tienes que pinchar en la imagen de abajo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Me encantan tus comentarios! ♥Gracias por dejarlos♥