Mi Casa Organizada #2: Cómo Doblar y Guardar Toallas, Albornoces y Sábanas

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Volvemos con una nueva entrega de Mi Casa Organizada.

Esta vez Vanessa (@BulmaSalgueiro) me preguntó cómo podía doblar toallas, albornoces y sábanas para que ocuparan menos espacio en el estante en el que los guardaba.

Seguro que tú también te lo has preguntado más de una vez, así que vamos a ver cómo es la mejor manera de guardar cada una de estas categorías. 

TOALLAS


La mejor manera de doblar las toallas es hacerlo en forma de rulo.

Lo que tienes que hacer es doblarlas a lo largo por la mitad, extenderlas encima de la cama y enrollarlas hasta que te quede un rulo.

Una vez que tengas todas dobladas así, da igual que sean toallas grandes, medianas o pequeñas, ya puedes guardarlas.

Si las almacenas en un estante, pon una toalla al lado de la otra, y cuando ya no te quepan más de esta manera, empieza a poner unas toallas encima de otras.

La primera capa de toallas, es mejor que esté formada por las toallas de tamaño más grande, luego irán las medianas y finalmente las pequeñas.


Foto original iellas
Si las almacenas en un cajón o cesta, debes poner las toallas en posición vertical, de manera que quede el rulo hacia arriba.

De esta forma, cuando las vayas a coger del cajón o de la cesta, verás todas las que tienes y sólo tienes que escoger la que quieras en ese momento.


Guardar Toallas
Foto Original: Decoraciondesalas
Es cierto que a veces los cajones no tienes demasiada altura para que quepan las toallas grandes en vertical, en este caso podemos almacenarlas al igual que en un estante. 

La pega es que si tienes varias capas de toallas, la capa de arriba te tapará a la de abajo, y tendrás que rebuscar más hasta coger la que quieres.
Para avanzadas en organización del hogar, además de por tamaño, almacena las toallas por gama de colores, de más claro a más oscuro. El efecto visual es muy relajante.

ALBORNOCES

Los albornoces son muy útiles y calentitos para la salida del baño, pero ocupan muchísimo espacio si intentas guardarlos doblados.

Yo te recomiendo poner unas perchas en la pared de detrás de la puerta del baño (para que no estén muy expuestos a miradas indiscretas) y guardarlos colgados, ya que es mucho más práctico a la hora de salir del baño cogerlos de la percha, que cogerlos del cajón o estante. 

Además, es más higiénico si los mantienes colgados hasta que acaben de secarse. No se deben guardar mojados, ni los albornoces, ni ninguna otra prenda. 

Pero si una vez secos quieres guardarlos por cuestiones estéticas, te recomiendo hacerlo de la siguiente manera.



Albornoces con Capucha

1. Estíralo encima de la cama, con la capucha hacia fuera

2. Lo que sobre del cinturón, llévalo hacia la espalda del albornoz

3. Dobla el lado derecho hacia la espalda

4. Haz lo mismo con el lado izquierdo

5. Ahora dobla el albornoz en vertical, empezando por los pies del albarnoz.
El número de dobleces dependerá de la altura del albornoz, pero normalmente con doblarlo 3 o 4 veces será suficiente.

6. Mete el albornoz doblado dentro de la capucha. Si no te cabe tendrás que volver al paso 5 y hacer más dobleces en sentido vertical hasta que lo consigas

Y ya está. Ya tienes tu albornoz perfectamente doblado, de manera que ocupa el menor espacio posible. 

Albornoces sin Capucha

Puede que tu albornoz no tenga capucha, entonces la forma de doblarlo es diferente.

1. Estíralo encima de la cama, con la capucha hacia fuera

2. Deja el cinturón fuera mientras sigues con el doblado del albornoz

3. Dobla el lado derecho hacia la espalda

4. Haz lo mismo con el lado izquierdo

5. Ahora dobla el albornoz en vertical, empieza por ambos sentidos de la parte arriba hacia abajo y de la parte de abajo hacia arriba.

Hazlo así hasta que ambas partes se encuentren.

6. Una vez que lo tienes así doblado, ata el cinturón alrededor del albornoz para mantenerlo así doblado durante más tiempo

En ambos casos, si pones el albornoz en vertical debe mantenerse sólo, eso te indicará que lo has hecho correctamente. 

Ya tienes tus albornoces listos para guardarlos bien horizontal o verticalmente, depende de dónde los guardes y el espacio que tengas para ello.

Sé que me falta decirte cómo doblar y guardar las sábanas, pero me lo guardo para la próxima edición de Mi casa Organizada. 

De momento esta semana, tienes trabajo por delante para organizar bien todas las toallas y albornoces que tengas en casa.

TU TURNO: ¿Tienes alguna duda sobre cómo organizar algún lugar de tu casa? ¿O de cómo guardar alguna prenda u objeto de la mejor manera? 

Si es así, no dudes en ponerte en contacto conmigo y te lo resolveré a través de esta sección del blog.

Si te ha gustado el post de hoy, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales!

Y ya sabes que si no te quieres perder nada de Alrededor de Ana, puedes recibir mis entradas en tu mail suscribiendote al blog. Sólo tienes que pinchar en la imagen de abajo.


2 comentarios:

  1. Hola Ana: quisiera agradecerte x haberme enseñado a enrrollar mis toallas y toallones!
    Hice fotos para q veas mi adelanto con ellos, pero no tengo tu dirección de correo para enviartelas via mail.
    Tal vez quieras ver el antes y después de esa tarea q me llevó muy poco tiempo, en realidad.
    Muchas gracias x tu aporte!
    Saludos,
    Mirta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mirta,

      Me alegro un montón que te haya servido este post para aprender a enrollar tus toallas.
      Esa es mi mejor recompensa.
      Creo que en la sección de contacto, puedes encontrar mi mail, pero sino te lo pongo por aquí igual: info@alrededordeana.com

      ¡Me encantará ver el antes y el después de tus toallas!

      Gracias por compartirlo

      Eliminar

¡Me encantan tus comentarios! ♥Gracias por dejarlos♥