El Descubridor de Cosas Bonitas y Escondidas. Imprimible gratis.

miércoles, 10 de febrero de 2016

¿Cómo vas con el reto de este mes?

Yo ya tengo decidido que tengo que deshacerme de unos libros de recetas que tengo en un rinconcito de la cocina. 

Suelo consultar tan sólo un par de libros, a lo sumo tres, para hacer nuevas recetas y sin embargo tendré más de diez libros. 

Conclusión, no necesito tantos recetarios, así que es hora de darles una segunda oportunidad en casa de otra persona que los valore más que yo.

Y tú, ¿ya has identificado qué es lo que te sobra?

Si como en mi caso, te has dado cuenta que sólo usas un par de libros, te será muy fácil decidir con qué te quedas y saber lo que tienes y qué has desechado. 

Pero, ¿qué pasa si has decidido organizar toda tu cocina, o tu armario, o una estantería llena de libros?


Seguro que te va a ser más complicado decidir de qué te deshaces, y finalmente saber con qué te has quedado.

Ha llegado la hora de hacer inventario de lo que tienes y a partir de ahí decidir si te lo quedas, lo das a otra persona, lo vendes o directamente lo tiras.

Y para ayudarte con esta difícil tarea, he creado el siguiente imprimible para que lo rellenes según avanzas en tu proceso de eliminación.

Ya te adelanto que es totalmente revelador y que te darás cuenta de que tienes muchísimas más cosas de las que imaginabas. Incluso puede que descubras alguna prenda, libro o CD oculto que te encantaba pero no te acordabas que lo tenías.

Así que he decidido llamarle, El Descubridor de Cosas Bonitas.


Imprimible Cosas Bonitas
¡Lo Quiero!
5 Pasos para Descubrir tus Cosas Bonitas:

1. Haz inventario de todas tus Cosas Bonitas

Ya has decidido a qué zona de la casa o a qué categoría (ropa, libros, películas), vas a aplicarle el proceso de eliminación y descubrimiento.

El siguiente paso es anotar todas las Cosas Bonitas que has descubierto que tienes. Sí todas, da igual si luego te las quedas o no.

2. Decisión Trascendental: Me lo Quedo o Sale de mi Vida

Siempre digo que este es el paso más difícil y también en el que más cuidado hay que tener.  

Cuando los sentimientos entran en juego, es muy complicado tomar una decisión objetiva.

Puede también que te emociones y te deshagas de más cosas de las que en realidad querías.

Así que ve con calma, piensa tranquilamente si determinado elemento lo usas actualmente o no, y además medita si aunque no lo estés usando actualmente, lo vas a necesitar en un futuro.

Y si tienes dudas, quédatelo antes de que te arrepientas. Si al final te sobra, ya lo descubrirás en otro momento, no hace falta precipitarse.

3. Me lo Quedo, Lo Regalo, Lo Vendo, Lo Tiro

Ya has hecho lo más duro, ahora sólo falta reflejarlo en tu Descubridor de Cosas Bonitas. 

Pon la cruz en la columna que corresponda: Me lo Quedo, Lo Regalo, Lo Vendo, Lo Tiro.

Sólo tira aquello que está totalmente inservible, que te da vergüenza dárselo a otra persona porque lo has usado tanto que tiene hasta agujeros. 

Lo demás Regálalo o ¡Véndelo! ¿No te parece increíble poder ganar un dinero extra con algo que tú ya no necesitas?

¡A mi me parece brutal!

4. Mis Tesoros

Ha llegado la hora de guardar a buen recaudo lo que te quedas, Tus Tesoros. 

Aquellas prendas, libros, películas, fotos,... que necesitas, que te llenan de alegría y que forman parte imprescindible de tu vida. 

Ordénalos de manera que no se estropeen y que ocupen el menor espacio en tu armario, cajón o estantería. 

Y que además, te sea fácil de encontrar cuando los necesites, coger y devolverlos a su sitio. 

5. Déjalos Ir

Lo que no forma parte de Tus Tesoros, es porque no lo usas, no lo necesitas y no te llena.

Es hora de clasificar tus Cosas Bonitas en función de si las Regalas, las Vendes o las Tiras.

Puedes ponerlas en bolsas, en cajas, como quieras pero identifica qué vas a hacer con ellas. Ponles una etiqueta para no confundirte. 

Si has decidido Regalar tus Cosas Bonitas a diferentes personas u organizaciones, sería lo más que en la etiqueta también lo pusieras.

¡Enhorabuena, has terminado!

Ha sido un proceso duro y trabajado, pero dime una cosa, ¿no te sientes ahora más liberada/o?

Para mí es un proceso de liberación no sólo a nivel material, sino también mental.

El Descubridor de Cosas Bonitas, es sólo uno de los imprimibles que he diseñado para que te organices mejor, pero hay mucho más que puedes ver aquí.

Tu Turno: ¿Te está siendo complicado este Reto? ¿De qué te ha costado deshacerte? ¿Cómo te has sentido después de despejar tu espacio y tu mente?

Si te ha gustado el post de hoy, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales!

Y ya sabes que si no te quieres perder nada de Alrededor de Ana, puedes recibir mis entradas en tu mail suscribiendote al blog. Sólo tienes que pinchar en la imagen de abajo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Me encantan tus comentarios! ♥Gracias por dejarlos♥