Planifica tu Navidad

La Navidade es tiempo de alegría, de paz, de compartir, de disfrutar con la familias y de ilusión.

Sin embargo para mucha gente es sinónimo de estrés, de estar todo el día a la carrera, de malhumor porque quieren hacer un montón de cosas y van siempre pillados de tiempo.

Si estás en este segundo grupo, y te gustaría por fin vivir unas Navidades tranquilas y disfrutarlas a tope, entonces no dejes de leer.
El secreto para tener unas Navidades Slow, es planificarlas con tiempo. La improvisación no suele traer buenas consecuencias.
1. Planifica la Compra de Regalos

La semana pasada te animaba a hacer limpieza de los juguetes que los niños ya no usaran y no les importara donar a otros niños.

Durante las Navidades, tanto niños como mayores recibimos un montón de regalos a los que tenemos que hacer sitio.

Y normalmente también nos toca salir a comprarlos.

Antes de ir de Reina Maga, haz una lista con las personas a las que tienes que hacer regalos y pon al lado de cada nombre, lo que quieres regalarle. 

Para no volverte loca, investiga con tiempo dónde puedes encontrar ese regalo y si alguna de las tiendas donde lo venden tienen descuentos. 
Planificar la compra de regalos con tiempo te ahorrará más de un dolor de cabeza 
2. Planifica las Comidas Navideñas y el Menaje que Necesitas para Prepararlas

Las Comidas Navideñas son otra de las cosas que suele llevar mucho estrés asociado.

Te toque hacerlas o colaborar en prepararlas, los nervios se notan en el ambiente.

Si te toca prepararlas, piénsalas con antelación.

De nuevo haz una lista en la que apuntes el menú para cada día y los ingredientes que necesitarás para prepararlo.

Si es posible encarga o compra los ingredientes con antelación, para evitar por un lado las grandes colas que se forman en las tiendas esos días y por otro lado ahorrar algo de dinero.

Con el tiempo, todos aprendemos que cuanto más cerca de las fechas navideñas, más caros nos están los productos.

Plantéate cocinar alguno de los platos unos días antes y congelarlo si no aguanta en el frigo mucho tiempo. Te ayudará a estar más tranquila en la cocina durante los días señalados. 

Y no olvides apuntar en la lista de los compra, el menaje que necesites para la decoración de la mesa: servilletas, platos, vasos, velas, flores, etc.

3. Planifica los Viajes o la Casa para Recibir a tus Invitados
Si tienes que desplazarte a otra ciudad, planifica los viajes con antelación.
Y no sólo hablo de meter todo lo necesario en la maleta, que también, sino de asegurarte que llevas los regalos que has comprado para tu familia y amigos, cadenas para el coche, e incluso los ingredientes para hacer el plato estrella que te ha tocado este año. 

Si, de nuevo, te voy a recomendar hacer una Lista para Tener todo Bajo Control (descarga el imprimible clicando en el enlace anterior).
Si te toca ser anfitrión, prepara todo para que tus invitados se sientan como en casa
Prepara las camas con mucho mimo, asegúrate de tener toallas limpias para cada uno, hazles hueco en los armarios y cajones y sorpréndeles con algún detalle especial como por ejemplo una cesta llena de productos spa.
Te aseguro que si planificas tus Navidades con Antelación, este año las disfrutarás mucho más.
TU TURNO: Estas Navidades, ¿eres invitado o anfitrión? ¿Qué platos especiales vas a preparar para estos días (¡danos la receta!)? 

Si te ha gustado el post de hoy, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales!


Y ya sabes que si no te quieres perder nada de Alrededor de Ana, puedes recibir mis entradas en tu mail suscribiendote al blog. Sólo tienes que pinchar en la imagen de abajo.


Reto #11: Elimina los Juguetes que ya NO Usan tus Hijos

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Eliminar Juguetes que ya No Usan

Este mes en el blog vamos a dedicarlo a preparar y organizar nuestra casa de cara a las Navidades. 

Y como no podía ser de otra forma, el último Reto del Año, tenía que ir orientado a este fin.

Con las Navidades todos nos volvemos un poco locos comprando un montón de comida, regalos, y cosas a veces no muy necesarias. 

Si aún estás a tiempo, antes de adquirir algo que en realidad no necesitas, piénsalo dos veces y no des al botón de pagar hasta que hayas reflexionado si en realidad lo necesitas o no.
La mejor manera de no tener que organizar algo, es no tenerlo
Pero si al final lo compras, tendrás que hacer hueco a las cosas nuevas, eliminando aquellas que tenemos en casa y que ya no usamos o no nos gustan.

Para que no te vuelvas loca, vamos a centrar el tiro y lo que te propongo en este reto es eliminar los juguetes, disfraces, pinturas, cuentos, libros para pintar, etc. que tus hijos ya no usan.

Como es un tema muy sensible para ellos pide su colaboración para no tirar algo a lo que ellos tienen mucho cariño y no querrían deshacerse por nada del mundo.

¿Qué tienes que hacer para superar el reto?

Aunque hable en general de juguetes, me refiero a todo lo que los niños pueden acumular y entretenerse con ello: juguetes, disfraces, cuentos, libros para colorear, pinturas, rotuladores, etc.

1. Prepara un par de bolsas grandes, una de ellas etiquétala con la leyenda para tirar y en la otra pon para donar.

Las Navidades también son tiempo de ser solidarios y hay un montón de organizaciones que recogen juguetes para que ningún niño se quede sin ellos.

2. En la bolsa de para tirar, pon aquellos juguetes que ya no funcionan y están rotos. 

Una vez que la tengas llena, tírala a la basura, para evitar tentaciones posteriores.

3. En la bolsa de para donar, pon aquellos juguetes que hayáis decidido entre tus hijos y tú que queréis dar a otros niños. 

Por experiencia te digo que los niños son mucho más solidarios de lo que puedes imaginar y que cuando les cuentes que es para dar a otros niños, estarán muy dispuestos a deshacerse de un montón de juguetes que ya no usan.

A veces incluso puede ser más traumático para ti porque quieren dar algún juguete que tú les has regalado con mucha ilusión.

4. Haz una foto del antes y después del lugar donde guardabais los juguetes y de las bolsas llenas de juguetes y disfraces para tirar y para donar. 

5. Si puedes ve con tus hijos a entregar la bolsa con los juguetes para donar, ¡ellos estarán muy orgullosos de haber sido tan solidarios!

6. Disfrutad ambos del nuevo espacio que habéis creado para dar entrada a los nuevos juguetes que traerá Papa Nöel y los Reyes Magos.

Estoy segura de que por ser tan desprendidos, tanto Santa como los Reyes, se estirarán un poco más como premio a su solidaridad. 

7. Escribid juntos la carta a ambos. Puedes utilizar la Carta a los Reyes Magos que yo diseñé el año pasado.

8. Comparte en el Grupo de Facebook: Retos de Organización de Alrededor de Ana, las fotos del antes y el después que has hecho para superar este Reto. 

TU TURNO: Comparte con el resto del Grupo a quién has donado los juguetes, cómo han reaccionado tus hijos ante este Reto, qué han pedido a Santa y a los Reyes y todo lo que te apetezca.

Si te ha gustado el post de hoy, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales!

Y ya sabes que si no te quieres perder nada de Alrededor de Ana, puedes recibir mis entradas en tu mail suscribiendote al blog. Sólo tienes que pinchar en la imagen de abajo.


Volvemos con una nueva entrega de Mi Casa Organizada.

Esta vez Vanessa (@BulmaSalgueiro) me preguntó cómo podía doblar toallas, albornoces y sábanas para que ocuparan menos espacio en el estante en el que los guardaba.

Seguro que tú también te lo has preguntado más de una vez, así que vamos a ver cómo es la mejor manera de guardar cada una de estas categorías. 

TOALLAS


La mejor manera de doblar las toallas es hacerlo en forma de rulo.

Lo que tienes que hacer es doblarlas a lo largo por la mitad, extenderlas encima de la cama y enrollarlas hasta que te quede un rulo.

Una vez que tengas todas dobladas así, da igual que sean toallas grandes, medianas o pequeñas, ya puedes guardarlas.

Si las almacenas en un estante, pon una toalla al lado de la otra, y cuando ya no te quepan más de esta manera, empieza a poner unas toallas encima de otras.

La primera capa de toallas, es mejor que esté formada por las toallas de tamaño más grande, luego irán las medianas y finalmente las pequeñas.


Foto original iellas
Si las almacenas en un cajón o cesta, debes poner las toallas en posición vertical, de manera que quede el rulo hacia arriba.

De esta forma, cuando las vayas a coger del cajón o de la cesta, verás todas las que tienes y sólo tienes que escoger la que quieras en ese momento.


Guardar Toallas
Foto Original: Decoraciondesalas
Es cierto que a veces los cajones no tienes demasiada altura para que quepan las toallas grandes en vertical, en este caso podemos almacenarlas al igual que en un estante. 

La pega es que si tienes varias capas de toallas, la capa de arriba te tapará a la de abajo, y tendrás que rebuscar más hasta coger la que quieres.
Para avanzadas en organización del hogar, además de por tamaño, almacena las toallas por gama de colores, de más claro a más oscuro. El efecto visual es muy relajante.

ALBORNOCES

Los albornoces son muy útiles y calentitos para la salida del baño, pero ocupan muchísimo espacio si intentas guardarlos doblados.

Yo te recomiendo poner unas perchas en la pared de detrás de la puerta del baño (para que no estén muy expuestos a miradas indiscretas) y guardarlos colgados, ya que es mucho más práctico a la hora de salir del baño cogerlos de la percha, que cogerlos del cajón o estante. 

Además, es más higiénico si los mantienes colgados hasta que acaben de secarse. No se deben guardar mojados, ni los albornoces, ni ninguna otra prenda. 

Pero si una vez secos quieres guardarlos por cuestiones estéticas, te recomiendo hacerlo de la siguiente manera.



Albornoces con Capucha

1. Estíralo encima de la cama, con la capucha hacia fuera

2. Lo que sobre del cinturón, llévalo hacia la espalda del albornoz

3. Dobla el lado derecho hacia la espalda

4. Haz lo mismo con el lado izquierdo

5. Ahora dobla el albornoz en vertical, empezando por los pies del albarnoz.
El número de dobleces dependerá de la altura del albornoz, pero normalmente con doblarlo 3 o 4 veces será suficiente.

6. Mete el albornoz doblado dentro de la capucha. Si no te cabe tendrás que volver al paso 5 y hacer más dobleces en sentido vertical hasta que lo consigas

Y ya está. Ya tienes tu albornoz perfectamente doblado, de manera que ocupa el menor espacio posible. 

Albornoces sin Capucha

Puede que tu albornoz no tenga capucha, entonces la forma de doblarlo es diferente.

1. Estíralo encima de la cama, con la capucha hacia fuera

2. Deja el cinturón fuera mientras sigues con el doblado del albornoz

3. Dobla el lado derecho hacia la espalda

4. Haz lo mismo con el lado izquierdo

5. Ahora dobla el albornoz en vertical, empieza por ambos sentidos de la parte arriba hacia abajo y de la parte de abajo hacia arriba.

Hazlo así hasta que ambas partes se encuentren.

6. Una vez que lo tienes así doblado, ata el cinturón alrededor del albornoz para mantenerlo así doblado durante más tiempo

En ambos casos, si pones el albornoz en vertical debe mantenerse sólo, eso te indicará que lo has hecho correctamente. 

Ya tienes tus albornoces listos para guardarlos bien horizontal o verticalmente, depende de dónde los guardes y el espacio que tengas para ello.

Sé que me falta decirte cómo doblar y guardar las sábanas, pero me lo guardo para la próxima edición de Mi casa Organizada. 

De momento esta semana, tienes trabajo por delante para organizar bien todas las toallas y albornoces que tengas en casa.

TU TURNO: ¿Tienes alguna duda sobre cómo organizar algún lugar de tu casa? ¿O de cómo guardar alguna prenda u objeto de la mejor manera? 

Si es así, no dudes en ponerte en contacto conmigo y te lo resolveré a través de esta sección del blog.

Si te ha gustado el post de hoy, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales!

Y ya sabes que si no te quieres perder nada de Alrededor de Ana, puedes recibir mis entradas en tu mail suscribiendote al blog. Sólo tienes que pinchar en la imagen de abajo.