9 Beneficios de Planificar el Orden del Armario

miércoles, 29 de junio de 2016


Un gran desafío al que nos enfrentamos cuando comienza una nueva temporada es el orden del armario.

La tendencia común es que constantemente acumulamos sin la real noción de lo que tenemos.

Montañas de ropa y cosas que no contribuyen a dar una buena imagen, nos causan pereza y estrés a la hora de querer elegir el vestuario diario. Algunas están manchadas, rotas o descosidas y otras tienen un importante valor sentimental.

Como no es una sencilla tarea debes ser práctica a la hora de llevarla a cabo, y sobre todo, te resulte agradable. 

Es cuestión de tomar la iniciativa, elegir un día y abocarte por completo a sacar todo lo que guardas en su interior.

Luego de limpiar su interior estarás lista para ir ocupando inteligentemente los diferentes espacios.

Este es un proyecto que requiere de tiempo, esfuerzo y mucha paciencia para seleccionar objetivamente aquello que quieres guardar o desechar y disponer nuevamente su distribución, por lo cual una buena planificación te aportará grandes beneficios, tales como:

1. Obtener el máximo aprovechamiento del espacio

Ahorrar espacio te brindará una mayor comodidad y funcionalidad

2. Controlar minuciosamente nuestras pertenencias

Sabrás con precisión que es lo que tienes guardado y en qué estado se encuentra

3. Mantener la calidad de la ropa, zapatos y accesorios por tiempo prolongado

Conseguirás que tus prendas luzcan como nuevas

4. Agilizar la limpieza

Quitar el polvo de un armario es siempre una tarea engorrosa, que nos da pereza de solo pensar en ella. Pero el orden constante te ayudará a que sea una tarea más liviana y fácil.

5. Conservar la frescura de las prendas

Libres de olor a humedad o a rancio

6. Mayor facilidad y visualización para la elección de lo que necesitemos usar según la ocasión


Siempre estarás vestida adecuadamente y de buen gusto ya sea para ir a la oficina, a una reunión especial o para la vida diaria.

7. Ahorrar tiempo y energía

Invertirás poco tiempo en ordenar tu armario cada día, con mínimo gasto de energía, y conseguirás ser más productiva.

8. Aumentar la autoestima

Te sentirás mejor contigo misma, más cómoda usando lo que te queda bien y se ajusta a tu personalidad.

9. Lograr sensación de relax

Ordenar el armario es algo así como una terapia de relajación y meditación. 

Te libera del estrés al momento de vestirte y da lugar a reflexionar sobre situaciones de la vida por las que estés atravesando.

Realmente, mantener el armario ordenado y libre de suciedad debería ser una de tus prioridades en cuanto a organización se refiere.

Existen muchos y variados métodos para una organización eficiente. La clave se encuentra en evitar la acumulación crónica ya que te llevará directa al caos. 

Te simplificará la vida y al mismo tiempo tendrás la posibilidad de donar a quienes lo aprovechen mucho mas.

Para finalizar me gustaría dejarte esta frase de Feng Shui que leí recientemente en un interesante articulo sobre organización y que a mi me dio mucho resultado: 
Para que en tu vida tengas espacio para cosas nuevas, es necesario deshacerse de lo viejo
TU TURNO: ¿Cómo planificas el orden en tu armario? ¿Crees que tienes más de lo que necesitas o por el contrario mantienes el número de prendas a raya? 

Artículo escrito por Carolina Montserrat

Si te ha gustado el post de hoy, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales!

Y ya sabes que si no te quieres perder nada de Alrededor de Ana, puedes recibir mis entradas en tu mail suscribiendote al blog. Sólo tienes que pinchar en la imagen de abajo.


He entrado de lleno en la jornada de verano en mi empresa, eso significa que tengo las tardes libres.

Cada año hago un montón de planes para llenar esas tardes, y este año entre ellos, está el organizar mi casa mejor.

Así no sólo consigo tener un hogar más organizado, sino que pruebo lo que funciona y lo que no y te lo cuento y enseño para que lo que funciona lo implementes en tu casa. 
Aprovechando mi primera tarde libre y que mi madre estaba por Madrid, me acerqué a IKEA con la intención de comprarle una cama nueva a Daniela. 

La pobre sigue durmiendo en una cuna convertible a cama, y ya no cabe en ella. Así que este verano ha llegado el momento de cambiársela. 


Pero ya sabes que una vez que entras en una de estas tiendas es muy difícil no comprar más cosas de las que en un principio habías pensado, a no ser que lo que querías comprar esté en uno de los primeros pasillos.


Sino las flechas te van conduciendo a través de salones, cocinas, baños...y al final compras más de lo que necesitabas.

Y eso me pasó a mi, vi unos organizadores de armarios de cocina y de cajones y los tuve que comprar. 

Creo que en el fondo fue el destino porque en mi interior sabía que los necesitaba, pero no me había puesto a buscarlos.

1. CAJAS para ORDENAR tus CAJONES

Cuando vi las cajas de la serie VARIERA quedé rendida a sus pies. 

Me imaginé de inmediato los cajones que tengo debajo del horno y que hacen función de despensa perfectamente ordenados con estas cajas.

En los cajones despensa solemos guardar un montón de bolsas de snacks, pasta, cajas de productos en conserva, latas, etc. y al abrirlos suelen rodar y moverse.

Con estas cajas conseguirás no sólo ordenar tus cajones y estanterías, sino además evitar que los productos que almacenas en ellos rueden o se esparzan a sus anchas.

Yo elegí el tamaño grande, pero creo que voy a ir a por unas cuántas más de tamaño pequeño porque el resultado me ha encantado.


Cajas IKEA para Ordenar Cajones

Todo queda mucho más organizado, y transmite una gran sensación de orden y limpieza. 

2. ESTANTE ADICIONAL

En los armarios de cocina se suelen guardan los platos, vasos, tazas de desayuno y un montón de menaje más.

Los estantes se suelen quedar pequeños porque los aprovechas al máximo en anchura, pero no en altura. 

Pues ¡se acabó! porque con el estante adicional de IKEA, podrás sacar todo el partido en anchura y en altura a tus armarios.


Estantes adicionales IKEA

Estantes adicionales IKEA

3. BOTES de CRISTAL

En realidad, estos botes de cristal no los compré en esta ocasión. 

De hecho los tengo hace un montón de años.

Aún así me parecen imprescindibles para ordenar mejor tu cocina.

Son perfectos para guardar herméticamente en ellos el arroz, harina, pan rallado, legumbres, etc. y deshacerte de inmediato de las bolsas que contienen estos productos que no hacen más que dar sensación de desorden. 

Además como cierran herméticamente, conservarás estos alimentos en buen estado durante mucho más tiempo que dejándolos en sus bolsas de origen.


Botes herméticos IKEA

TU TURNO: ¿Cuál de estas 3 soluciones te ha gustado más? ¿Ya tienes en casa alguno de estos productos? ¿Qué otros productos para organizar la cocina mejor nos recomiendas?

Si te ha gustado el post de hoy, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales!

Y ya sabes que si no te quieres perder nada de Alrededor de Ana, puedes recibir mis entradas en tu mail suscribiendote al blog. Sólo tienes que pinchar en la imagen de abajo.


Guarda bien tus Bolsos y Gana Espacio en tu Armario

miércoles, 15 de junio de 2016

Llevo unas semanas que cada vez que abro el armario donde guardo los bolsos, me digo "tengo que hablar en el blog sobre cómo guardo los bolsos".

Y es que desde que implementé esta solución, he ganado un montón de espacio en el armario donde los guardo.

Cómo Guardar los Bolsos


Mis bolsos están guardados dentro de un armario, encima de unas cajoneras y justo debajo de la barra donde están las cazadoras cortas. Me pareció el lugar más adecuado porque lo último que hago al vestirme es coger la cazadora o chaqueta, el bolso y los zapatos.

Así teniendo el bolso y los abrigos en el mismo armario, pierdo menos tiempo yendo de un sitio a otro.
Este es uno de los Pilares Básicos de la Organización, encontrar el lugar adecuado para cada cosa, de manera que ganes tiempo y comodidad.
Pero hoy quiero hablarte de cómo guardar tus bolsos de manera que no se estropeen y ganes espacio en tu armario.

Los bolsos pueden clasificarse en dos categorías:
  • los clutch y carteras de fiesta que utilizamos en ocasiones especiales, 
  • los grandes, que solemos usar a diario.

En mi caso, los clutch o bolsos para ocasiones espaciales, los suelo guardar en un cajón con su funda protectora y papel en su interior para que no pierdan la forma. 

Es cierto que pierdo la capacidad de ver lo que hay en su interior al estar tapados, pero como no los uso a diario, para mí, prima el guardarlos de manera que no se estropeen a saber qué hay dentro de ellos. 

Cuando los necesito, como no tengo muchos, suelo saber qué bolso está en cada funda y no pierdo demasiado tiempo.
Otra idea es guardarlos en vertical con sus fundas en una estantería, para que al rozarse no se dañen entre ellos. 

Es en el día a día cuando necesito ser más rápida y no perder tiempo en encontrar el bolso que quiero ponerme y hacer el cambio de un bolso a otro.

Por eso me parece fundamental guardarlos en un armario cerca de los abrigos o chaquetas y de los zapatos porque es el último paso que solemos dar antes de salir a la calle.

Cuando compramos los bolsos, éstos suelen venir con su funda y con un montón de papeles en su interior.

Con el tiempo, me he dado cuenta que guardar los bolsos con toda esa cantidad de papeles en su interior lo único que hace es que cada vez que los saques se rompan un poco más y dejar el bolso y la habitación llenos de trozos de papel.

Estarás pensando, "pero si quito los papeles, los bolsos van a perder su forma".

Si dejas los bolsos grandes vacíos, efectivamente van a perder su forma, pues al estar colocados unos al lado de los otros, se aplastarán entre ellos.
Para evitarlo, vamos a llenarlos con otros bolsos más pequeños que quepan en su interior. 
Así no sólo harás que el bolso "contenedor" resguarde de posibles daños al bolso que guarda en su interior, sino que evitarás que éste se deforme.

Y para evitar que el bolso "contenedor" se arañe, sólo tienes que guardarlo en una funda de tela que lo envuelva en su totalidad.

Normalmente todos los bolsos suelen venir con esta funda, pero sino sólo tienes que usar una tela vieja y hacerla tu misma.

Para saber lo que hay en el interior de cada funda, sólo tienes que dejar asomar por la funda las asas de los bolsos que contiene.

cómo guardar los bolsos

Con este simple gesto de guardar un bolso dentro de otro, hemos conseguido:

  • Ganar espacio en el armario. El espacio que antes ocupaban 2 bolsos, ahora sólo lo ocupa uno. 
  • Bolsos más protegidos. Siguen estando igual de protegidos contra arañazos al guardarlos con sus fundas y contra deformaciones al estar llenos en su interior, pero además al no estar tan apretujados no sufren tanto.
  • Bolsos y habitación más limpios. Puesto que al eliminar los papeles que antes llenaban el interior de los bolsos, no tienes trozos de papel pululando por la casa. 
  • Cambio de bolso más rápido. Ya no tienes que quitar la cantidad de papeles que hay en su interior y tirar los que se destrozan en cada cambio. Con tan sólo sacar el bolso pequeño, y meterlo en el interior del bolso que no te vas a poner, lo tienes hecho. 

TU TURNO: ¿Qué más beneficios encuentras a esta forma de guardar los bolsos? ¿Tienes algún truco especial para almacenarlos sin estropearlos? ¿En qué parte de la casa los guardas?


Si te ha gustado el post de hoy, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales!

Y ya sabes que si no te quieres perder nada de Alrededor de Ana, puedes recibir mis entradas en tu mail suscribiendote al blog. Sólo tienes que pinchar en la imagen de abajo.