Tengo que confesarte algo...el artículo de hoy no lo escribo yo, sino Carolina Montserrat, que es la nueva colaboradora del bog.

Te animo a conocerla un poco mejor, conocer su historia y cómo ha llegado hasta aquí.

Carolina nos dará su visión más profesional sobre la organización y cómo conseguirla en nuestra casa.

Así que te animo a que le hagas todas las preguntas que se te ocurran acerca de la organización. 

Hoy nos va a contar qué es ser una Organizadora Profesional y Cómo pueden Ayudarnos.

Organizadora Profesional

Como madres, esposas y profesionales muchas veces nos sentimos desbordadas por la acumulación de cosas y por el caos de las tareas de la vida cotidiana ya sea en nuestro hogar o en el ámbito laboral. Como consecuencia, nos estresamos y angustiamos. 

Es allí cuando podemos contar con la ayuda de una Organizadora Profesional, a quien podríamos considerar como “la heroína del orden”.

Una Organizadora Profesional es apasionada por el orden y la disciplina. Tiene por misión asistir e instruir a otras personas para que aprendan a organizarse suministrándoles información y facilitándoles eficientes sistemas de organización que les permita lograr los cambios que necesitan.

Para lograr su función, cuenta con la suficiente experiencia y los recursos a través de los cuales brinda un servicio óptimo con resultados beneficiosos que se ajusta a las necesidades de cada cliente. 

A su vez se especializa en diferentes áreas y situaciones, por lo que su campo de trabajo es bastante abarcativo.

Dentro de los objetivos de trabajo de una Organizadora podemos citar: 
  • Incrementar la productividad
  • Reducir el estrés
  • Restablecer el control
  • Maximizar espacios
  • Inculcar nuevos hábitos
  • Mayor libertad
  • Recuperar el equilibrio entre lo necesario y útil y desechar o donar el resto

En fin, la Organizadora nos suministrará herramientas para que inteligentemente apliquemos en cada zona que veamos descontrol e incomodidad.

Si acumulamos más de lo que necesitamos, la desorganización nos complica el día a día, si no sabemos aprovechar correctamente el tiempo, abandonamos proyectos y metas o compramos y acumulamos compulsivamente, no dudemos en recurrir a una Organizadora Profesional. 

Sin duda, será la mejor inversión para mejorar nuestra calidad de vida.

Si te ha gustado el post de hoy, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales!

Y ya sabes que si no te quieres perder nada de Alrededor de Ana, puedes recibir mis entradas en tu mail suscribiendote al blog. Sólo tienes que pinchar en la imagen de abajo.


Cómo Ahorrar Haciendo la Compra

miércoles, 18 de mayo de 2016

Planificar adecuadamente la Lista de la Compra, tal como te enseñé la semana pasada, puede hacerte ganar tiempo, ya que si evitas que algo se te olvide no tendrás que volver cada día al Supermercado.

Y con hacer la compra una vez a la semana, será suficiente. 
El tiempo que te ahorras en ir y venir de hacer la compra, lo puedes dedicar a aquellas actividades que más te gusten sola o en familia.
Sólo por esos beneficios, merece la pena pararse a hacer una buena Lista de la Compra.

Pero además de ganar tiempo, al hacer la Compra, puedes ahorrar dinero.


Ahorrar con Lista de la Compra

¿Cómo puedes hacerlo? 

Como siempre hay un método para todo, y yo te voy a contar el que yo sigo, fácil de implementar y de recordar.

Lo primero que debes hacer es una Lista de la Compra, en la que aparezca lo que necesitas. 

Una vez que estés en el supermercado, cíñete a esa Lista y no compres más de los que en ella aparece, es decir, no compres más de lo que necesitas.

Es muy fácil caer en pequeños caprichos cuando estamos comprando porque los Supermercados, utilizan todas las técnicas habidas y por haber para que piques y compres más de lo que habías planificado.

Sé fuerte y no caigas en sus trampas. Y si caes, sé consciente de ello y permítete como mucho uno o dos caprichos.

Además de hacer una buena Lista de la Compra, fíjate un presupuesto semanal para gastar en comida, y no lo sobrepases.

Seguro que estás pensando, ¿y cuál debería ser mi presupuesto semanal? 

No te puedo dar una respuesta fija, pues cada familia debería fijarse el suyo propio ya que depende de muchos factores: número de miembros que forman la familia, de cuántas comidas hacéis en casa diariamente y los fines de semana, etc.

Lo único que puedo recomendarte es que tomes como referencia la media de gasto en comida de dos o tres semanas anteriores. Esa media de gasto debería ser el punto de partida para fijar tu presupuesto semanal.

Una buena técnica, es tener un monedero sólo para el Supermercado. 

En ese monedero, deberías meter a principios de mes, el dinero que has presupuestado gastar en comida. 

Además, no te olvides de llevar en él, las tarjetas del Supermercado y cupones descuento que tengas. 

Y como supondrás, cuando vayas a comprar, llévate sólo ese monedero. 

En él tienes todo lo que necesitas, y te ayudará a mantenerte dentro de tu presupuesto y no caer en demasiadas tentaciones. 

Ya has visto que este método consta de dos pasos fundamentales, la Lista de la Compra y Fijar un Presupuesto Mensual.

Muy fácil de recordar y de llevar a cabo, que al fin y al cabo es lo que pretendo en este blog. Enseñarte técnicas sencillas para Organizar tu Tiempo, el Espacio en tu Hogar y tu Vida.

Tu Turno: ¿Planificas tu Lista de la Compra? ¿Qué otra Técnicas usas para Ahorrar a la Hora de Hacer la Compra? 

Si te ha gustado el post de hoy, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales!

Y ya sabes que si no te quieres perder nada de Alrededor de Ana, puedes recibir mis entradas en tu mail suscribiendote al blog. Sólo tienes que pinchar en la imagen de abajo.


Llevo unos meses escribiendo en este blog sobre Organización del Hogar y dándote consejos sobre cómo es la mejor manera, desde mi punto de vista, de llevarla a cabo.

Y uno de los comentarios que recibo frecuentemente es que hay mucho que organizar y que no se sabe bien por dónde empezar.


Es cierto, cuando empezamos a organizar nuestra casa, nos damos cuenta de que hay un montón de espacios que necesitan ser organizados de mejor forma.


Sólo pensar en ello es abrumador, pero no quiero que ésto te paralice.


Al fin y al cabo, siempre habrá lugares cuya organización sea prioritaria, y precisamente esos espacios debes tenerlos como objetivo número uno a la hora de ordenar tu hogar.


Así que este mes de mayo quiero retarte a encontrar todos aquellos lugares de la casa que necesitan ser organizados.


La verdad es que debería llamarlo Reto Inicial, porque esta lista va a ser el inicio de todas las demás acciones que tomemos a la hora de organizar.



antes de empezar a organizar

Como siempre, quiero darte una serie de instrucciones para completar este reto de la mejor manera posible. Así que vamos a ello.

1. Suelos, mesas, cama, sofás, etc.  libres de objetos 

Si algunas de estas superficies están llenas de ropa, papeles u objetos varios, ésto es lo primero que te debes plantear organizar.

No tiene sentido seguir, sin tomar medida ante este desorden.

Apúntalo como tu objetivo número uno.

2. Identifica tus objetivos

Una vez que tienes despejada las superficies de tu casa, toca identificar qué es lo que más te incomoda.

Aquel lugar de la casa que cuando lo ves o lo abres, te dan ganas de irte corriendo y olvidar que existe. 

Apunta todos estos espacios en una lista.

3. Divide y vencerás

Puede que hayas apuntado en tu lista que tienes que ordenar los armarios de la casa. 

Ese es un gran objetivo que te llevará mucho tiempo materializar.

Tú mejor que nadie sabes el tiempo que puedes dedicar al día y a la semana a organizar tu casa.

Así que te recomiendo que dividas ese gran objetivo en tareas más asequibles y que puedas terminar a lo largo de un día o una semana.

Si te llevan más de una semana, es que la tarea tiene que ser dividida en varias.

Siguiendo con el ejemplo de antes: Organizar los armarios de la casa, puede ser dividida en ordenar los cajones de mi armario, o eliminar ropa que los peques ya no usan.

Toca rehacer la lista para hacerla más asequible.

4. Asigna prioridades

Ya has identificado lo que el cuerpo te pide organizar y dividido en tareas más pequeñas.

Ahora toca saber qué necesitas organizar primero.

Asigna prioridades a cada una de las entradas de tu lista, dándoles un número del 1 (prioridad más alta) al 5 (prioridad más baja).

5. Fija objetivos a corto, medio y largo plazo

En función de la prioridad que hayas asignado a cada una de las tareas (puntos 3 y 4 anteriores), fíjate tus objetivos a corto, medio y largo plazo.

Las tareas con prioridad 1 constituirán tus objetivos a corto plazo, los de prioridad 2,3 y 4 los objetivos a medio plazo y los de prioridad 5 serán los objetivos a largo plazo. 

6. Ponte manos a la obra

Ya tienes la lista de por dónde debes empezar y qué tarea debes acometer primero.

Es hora de empezar a organizar tu casa e ir tachando tareas de la lista.

Cada tarea tachada será una gran satisfacción personal.

Tu Turno: ¿Te ha costado mucho crear tu lista? ¿Tienes más o menos cosas de las que al principio pensabas?

Si te ha gustado el post de hoy, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales!


Y ya sabes que si no te quieres perder nada de Alrededor de Ana, puedes recibir mis entradas en tu mail suscribiendote al blog. Sólo tienes que pinchar en la imagen de abajo.